es

Centro histórico de Brujas

El hecho de que todo el centro histórico de Brujas haya sido reconocido como Patrimonio Mundial, es algo especial y tiene varias razones. Tanto su estructura urbana como su arquitectura recuerdan el prominente pasado de Brujas como una de las ciudades portuarias más importantes de Europa. Desde el auténtico patrón de las calles sobre el segundo antiguo muro de la ciudad hasta la característica red de canales («reien») y el patrimonio material. Ese patrimonio medieval también se ha conservado y renovado por parte de profesionales. Además, gracias al meditado neogótico, la característica unidad visual se ha mantenido garantizada aún más tiempo. Junto a estos numerosos edificios y elementos arquitectónicos medievales, el patrimonio inmaterial, como las diversas procesiones, también ha sabido resistir al paso del tiempo. Además, Brujas puede autoproclamarse la «cuna» de los primitivos flamencos. En el siglo XV, este grupo de pintores convirtió a Brujas en un destacado centro artístico internacional. Aún se pueden admirar las obras maestras de estos maestros de fama internacional en Brujas, la ciudad en la que fueron creadas. La línea del horizonte de Brujas ha permanecido intacta con el paso de los siglos. En la actualidad, Brujas forma un conjunto arquitectónico completo, con un núcleo urbano histórico claramente delimitado. Sin notas falsas ni ruidos visuales. Una postal que perdura con el paso de los siglos.

Reserve su estancia
Bruges Summer Deal

Reserva una estancia de por lo menos 2 noches en Brujas y te regalamos el exclusivo Summer Deal por valor de 50 euros!

  Leer más >