es

8 x verano en Brujas

 

En Brujas tenemos un verano muy animado en puerta. Con un calendario repleto de actividades, no hay excusas para no viajar a la ciudad, a la rural Lissewege o a la soleada Zeebrugge. El patrimonio cultural sigue siendo el hilo conductor, pero durante los meses de verano hay más eventos y el ambiente es distinto. Puedes asistir a festivales y conciertos al aire libre, admirar nuevas obras de arte callejero, asomarte detrás de las bambalinas del Real Teatro Municipal de Brujas, disfrutar de las delicias culinarias en las terrazas y en los bares de verano, ... Y para quienes creían conocer Brujas al dedillo, les prometemos que cada uno de los cuatro recorridos de la flamante guía «¡Oooh! Brujas» siempre les deparará una sorpresa agradable.

1. ¡Oooh! Conoce Brujas a través de 4 rutas a pie

Aún más en verano, Brujas es una ciudad perfecta para que la explores caminado. Ponte a caminar con la nueva miniguía ¡Oooh! Brujas en la mano. Esta guía de paseo con cuatro rutas llenas de encanto te lleva por rincones conocidos y menos conocidos de la ciudad: cada una, desde 'Asombroso patrimonio mundial', 'Opulencia borgoñona' y 'Nostalgia silenciosa' a 'Principales hitos contemporáneos' se centra en un aspecto distinto de la ciudad. Con su contexto histórico, fotografías e ilustraciones, anécdotas interesantes, consejos acertados y datos sorprendentes, esta guía es un acompañante perfecto para el camino.

El guía de paseo Oooh! Brujas cuesta 3,5 euros y ésta disponible en las oficinas de información en 6 idiomas.

Oooh! Brugge Wandelgids

 

2. Una exposición a no perderse

La oferta variada de los 13 espacios de Musea Brugge aún crece este verano con la exposición de vanguardia Underneath the Shade We Lay Grounded. Con un espacio expositivo de 2.500m², se trata de la mayor retrospectiva de la obra de la artista plástica y de performance Otobong Nkanga jamás celebrada en Bélgica.
Nkanga invade todo el museo con su obras (sobre toda de nueva creación), que podrás admirar tanto en la planta baja, en los impresionantes áticos de madera como en el jardín botánico del Hospital de San Juan. En esta exposición, la artista entreteje diversos medios como instalaciones, esculturas, dibujos, tapices, performance y poesía, y crea un diálogo entre su obra y piezas seleccionadas por ella de la colección de Musea Brugge.

Otobong Nkanga

 

3. Visita entre bastidores a las casas de la cultura

Durante la temporada, disfrutas de los espectáculos desde las butacas aterciopeladas del Real Teatro Municipal de Brujas o de los asientos estilizados del Concertgebouw. Sin embargo, en verano, en ambas casas de la cultura puedes participar en una experiencia en la que tienes un papel mucho más activo.

El Teatro te cuenta un cuento es un recorrido totalmente nuevo que te lleva por el Real Teatro Municipal, un impresionante monumento que data del año 1869. Vive la magia del teatro, delante, en y detrás del escenario. Explora las «catacumbas», los camerinos e incluso el salón privado anexo al palco del alcalde. Para los niños y las niñas hemos previsto un recorrido interactivo especial.
El Concertgebouw Circuit, por su parte, te permite explorar desde dentro el imponente edificio moderno del Concertgebouw. Esta vista interactiva, adaptada para menores y adultos, te lleva hasta la partes más escondidas (hasta en el techo) del edificio.

Concertgebouw Circuit

 

4. Arte (callejero) rumbo a la costa

ste verano, después del éxito de la primera edición celebrada en Brujas, el festival de arte callejero The Bridges se dirige hacia la costa. El joven creador brujense Wietse, junto con otros y otras artistas prometedoras de su generación invadirá las calles de Zeebrugge, Lissewege, Dudzele y Zwankendamme con sorprendentes obras de arte callejero. Con el mar como eje central, esta edición se centra en temas candentes como la subida del nivel del mar, la acogida de refugiados y la conservación de áreas naturales. Una idea perfecta para darle un toque cultural a tu paseo en bici a la costa.

No olvides hacer una parada en Lissewege. A partir del 17 de junio se exponen por todas las calles de este pueblo blanco 120 obras de arte en el marco de la 28a edición de la Beeldenroute (Ruta de las Imágenes).
Busca tu santo en la Musea de los Santos en la Antigua Casa del párroco, donde se exhibe una colección de más de 150 estatuas de santos. Además, hasta el 31 de agosto, este museo dedica una muestra especial a las estatuas de la Virgen más bonitas de su colección.

¡También en Bélgica tenemos cine de verano! Después de tu paseo en bici, disfruta de un sesión de cine gratuito con 'Film op het Strand' (Peli en la playa). Todos los jueves de julio y agosto se organizan tres sesiones de cine de verano a la altura del club de surf Icarus: a las 14:00 y a las 16:00 películas infantiles o para jóvenes y una sesión de noche a las 20:00.

Arte (callejero) rumbo a la costa

 

5. Un verano festivalero lleno de ritmo

El segundo fin de semana de julio, el idílico Minnewaterpark (Parque del Lago del Amor) es el escenario del Cactusfestival, el pistoletazo de salida del verano de festivales con actuaciones de, entre otros Robert Plant y Alison Krauss, Franz Ferdinand, Belle and Sebastian, Richard Hawley, White Lies, Supergrass y otros muchos héroes (inter)nacionales.

También el equipo de MOODS! muere de ganas por brindarle música al casco antiguo de Brujas. Con 7 conciertos nocturnos entre el 29 de julio y 11 de agosto, este festival urbano te invita a incorporarte a un recorrido musical sorprendente y muy variopinto con conciertos de artistas de la talla de Suzanne Vega, Emiliana Torrini, Tiken Jah Fakoly y Babylon Circus.

Durante el fin de semana del 6 y 7 de agosto, la playa de Zeebrugge acoge WECANDANCE, donde podrás perderte en un viaje mágico lleno de colores hipnóticos y motivos psicodélicos al son de los mejores DJ.

El 26 y 27 de agosto, Bomboclat clausura la temporada de festivales con los ritmos más calientes del dancehall y afrobeat y un amplia para los y las peques.

Un verano festivalero lleno de ritmo

 

6. ¡Tiempo de helados!

El verano es la época por excelencia para disfrutar de un helado. Servidos en una preciosa copa para disfrutar de a poquito en una terraza o en sencillo cucurucho para llevar: en el centro de la ciudad, los helados siempre están cerca. Par quienes se atreven a ir más allá de fresa y chocolate, les recomendamos probar el helado de gorgonzola e higos con el que la heladería Oyya ganó el campeonato europeo de 'gelato'.

¿Qué tal una bebida refrescante mientras los niños y las niñas retozan en el parque? Es el plan perfecto en los bares de verano del Visartpark (Bar Visart), Koude Keuken (J@KK), Pathoekeweg (DOK), Les Fayards (Bar Fayard), Lissewege (Monkey Farm), Magdalenakerk (Magda’s Zomerbar), Vaartdijkstraat (La Brugeoise), Sint-Michiels (The Night), Komvest (House of Time) y Het Entrepot (Dorp).

O consíguete una mesa en la terraza más bonita de la ciudad, con vista al Puente de San Bonifacio y la Iglesia de Nuestra Señora. Durante todo el verano, la terraza del Salon Arents es el lugar perfecto para un rico café (tostado en el lugar) acompañado de un tarta de queso de Brujas.

¿Lo tuyo es contemplar el ajetreo urbano desde una terraza mientras tomas una cerveza local, un zumo veraniego o un blanco o rosado fresquito? Dirígete a una de las terrazas de la plaza ’t Zand, Markt (Plaza Mayor), la Walplein, la Kuipersstraat o Kraanplein (Plaza de la Grúa). Si también quieres picotear algo, las terrazas de la plaza Simon Stevin o de la Philipstockstraat son una excelente opción.

¡Tiempo de helados!

 

7. ¡A mover el cuerpo!

En Brujas existen maneras muy divertidas de deshacerte de las calorías extra. La ciudad es un hermoso escenario para hacer ejercicio y cuenta con muchos lugares para practicar todo tipo de deportes. Puedes caminar por las antiguas murallas de la ciudad, brincar de un parque infantil a otro con los pequeños, correr por los bosques de la Campiña de Brujas, recorrer en bici la Groene Gordelroute (Ruta del Anillo Verde) que rodea Brujas o nadar en el canal de la Coupure y en el área recreativa Aan de Plas.

Para quienes prefieren actividades organizadas, los guías corredores de Tourist Run te llevan trotando por la ciudad a tu ritmo. Tú solo tienes que disfrutar y correr, ellos marcan la ruta.
Cada último domingo del mes, Steershop organiza un paseo colectivo en bici de unos 75 km a una velocidad aproximada de 25 km/h. La cita es a las 9 en punto de la mañana en el Belfort (Campanario).
Así que, no olvides traer tus zapatillas, bici deportiva o traje de baño.

¡A mover el cuerpo!

 

8. Flores y curiosidades

¿Estás buscando un recuerdo único? Los días 3 de julio, 7 de agosto y 25 de septiembre en la plaza ’t Zand y sus alrededores se celebra el mercadillo de curiosidades y antigüedades más grande de Flandes. A partir de las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde, los visitantes pueden husmear entre un sinfín de antigüedades y otros objetos usados no tan viejos.

¿Te encantan las flores? ¡A nosotros también! Explora la Campiña de Brujas en bici y detente en uno de los tres huertos de flores en la orilla de la ciudad. En las fincas LisbonaMadelie of De Innengaard puedes recoger tu propio ramo de flores de verano. Pide que te lo sequen y llévate un recuerdo con un perfume maravilloso.

Flores y curiosidades