es

El carillón es un instrumento musical, que se toca mediante un teclado y que se compone de mínimo 23 campanas de bronce. El objetivo es hacer sonar las campanas creando un conjunto armonioso. El carillón nació en el S. XVI, cuando las ciudades más ricas (entre ellas, Brujas) empezaron a adornar sus campanarios y torres de iglesias con campanas. En el S. XVII se fue perfeccionando la técnica y hacia finales del S. XIX el carillón se comenzó a utilizar cada vez más como un instrumento musical autónomo, es decir, independiente de las torres o iglesias. En noviembre del 2014, la UNESCO reconoció la cultura belga del carillón como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
En estos días puede disfrutar de unas bellas melodías de carillón en el campanario de la Plaza Mayor de Brujas (47 campanas), el Gran Seminario de Brujas (26 campanas), el ayuntamiento de Damme (39 campanas) y la iglesia de Lissewege (24 campanas).

hacia pdf
Reserve su estancia