es

Centrale Begraafplaats Assebroek (Cementerio principal)

Este camposanto lleno de misterio no es apenas el cementerio más antiguo de Bélgica. También es un lugar donde reina el silencio, a poca distancia a pie del centro de la cuidad. Muchas personalidades importantes del mundo del arte, la literatura, la política o la nobleza encontraron aquí su último reposo.

Cementerio desde 1787
A finales del siglo XVIII, el emperador José II manda acabar con la tradición milenaria de enterrar a las personas en el solar que rodea la iglesia. Como se da prioridad a la higiene y la salud pública, hay que sacar los cementerios de la ciudad, lejos de las murallas. El ayuntamiento de Brujas no tarda en adquirir un terreno en Assebroek. El primero entierro se lleva a cabo en 1787 y a partir de 1810, todos los habitantes de Brujas son enterrados aquí.

Intimidad
Después de caminar por el pasaje que da acceso al cementerio, el sosiego y la abundante naturaleza hacen que se te ralentice el pulso. Camina y piérdete por las veredas para observar los hayas vetustos; algunos tienen más de 200 años. En el siglo XIX, un mausoleo imponente era un símbolo de estatus para los burgueses acomodados. Pompa superficial para la eternidad. Muchos monumentos y lápidas funerarios son el fruto de la mente creativa de renombrados escultores. Disfruta de tanto esplendor y espectáculo lleno de melancolía.

La élite de Brujas
En este versión local del famoso cementerio parisino Père-Lachaise te topas con las tumbas de, entre otros, el ilustre arquitecto de la ciudad Louis Delacenserie, el poeta flamenco Guido Gezelle y el historidor de arte británico James Weale, conocido por su trabajo de investigación sobre los Primitivos flamencos. También las almas de otros muchos artistas, arquitectos y historiadores gozan aquí del descanso eterno.

De 2 a 12 hectáreas
Si comparamos con 1787, ahora el cementerio es bastante más grande. En determinado momento se agregan parcelas para religiosos como jesuitas y beguinas. También a los británicos, quienes en el siglo XIX tienen una presencia masiva en la ciudad, se les asigna su propio lugar. Desde la Primera Guerra Mundial, una parte importante del cementerio es ocupada por tumbas de víctimas de guerra. Aquí yacen soldados y ciudadanos belgas, británicos y alemanes que perdieron la vida a consecuencia de la violencia bélíca. La ampliación más reciente incluye un columbario con área de césped para esparcir cenizas y tumbas para urnas.

Un valioso patrimonio
Un singular edificio al lado de la entrada acoge una pequeña exposición sobre el bonito patrimonio, el folclor, el arte y la arquitectura. Observa también los típicos símbolos funerarios. El reloj de arena como metáfora del paso del tiempo. O la paloma, las serpientes o la calavera. Juntos, nos ofrecen un relato de esperanza, miedo o amor.

Un cementerio con vida
Actualmente la Stedelijke Commissie voor Graftekens [Comisión Municipal para Monumentos Funerarios] asesora al ayuntamiento sobre la gestión y la restauración del cementerio. Ya desde los años ochenta del siglo pasado, Brujas es pionera en la reutilización de tumbas, es decir, dar un segundo uso a monumentos funerarios antiguos. De esta manera, no solo se desocupan las tumbas, sino también la ciudad fomenta la conservación y la restauración de los monumentos funerarios históricos. Y además, un cementerio antiguo sigue con vida.

hacia pdf
Bruges Summer Deal

Reserva una estancia de por lo menos 2 noches en Brujas y te regalamos el exclusivo Summer Deal por valor de 50 euros!

  Leer más >  

Informaciones horarias

de 01-04-2021 hasta 15-10-2021
lunes 08:00 - 18:00 h
martes 08:00 - 18:00 h
miércoles 08:00 - 18:00 h
jueves 08:00 - 18:00 h
viernes 08:00 - 18:00 h
sábado 08:00 - 18:00 h
domingo 08:00 - 18:00 h

Locatie

Kleine Kerkhofstraat 62 , Brugge
instrucciones

Contact & Informatie