es

La Campiña de Brujas

La campiña de Brujas comprende la zona más verde a los alrededores de la ciudad. Aquí se puede tomar un respiro de las prisas diarias y paulatinamente deshacerse de ellas. El reloj avanza más lento y la prioridad es la calidad de vida. En esta zona también podrá encontrar una serie de cocineros con estrella Michelin, apasionados del producto local. Añada a todo ello los serpenteantes canales que se deslizan por la campiña, el paisaje llano de los pólderes que invitan a un paseo en bicicleta en dirección a la costa y numerosos monumentos históricos emplazados en la naturaleza. El resultado es una región que engancha. La ciudad de Brujas, patrimonio de la humanidad, es el corazón de la región, y su alma los nostálgicos pueblos y pequeñas ciudades a su alrededor. Descubrir castillos borgoñones, saborear la historia en Damme, Lissewege o cualquier otro pueblito. Nada es un deber, todo es posible. ¡Un maravilloso tiempo para recargar las baterías y disfrutar al máximo de la campiña de Brujas!

  • Lissewege
    Parece que el tiempo no pasa por Lissewege, con su pequeño y encantador canal, las típicas casas encaladas de los pólderes y rodeado de vastas tierras que rememoran como fueron una vez todos los pueblos flamencos de la zona: encantador y un poco...
  • Damme
    Al nordeste de Brujas encuentra la afamada Damme.